|


  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.
  • Enseñando Yoga,Tailandia.


Enseñando Yoga,Tailandia.



Durante el invierno de 2014 estuve dando clases de hatha yoga en las paradisíacas playas de Tailandia. A los pies del Mar Andamán entre palmeras, arena fina y bungalows de bambú.
Poder dar clases con el sonido del mar y la brisa moviendo los árboles convierte la experiencia en un momento perfecto para relajarte y desconectar por completo.
Si además le sumas el tener al alcance el agua de un refrescante coco al terminar la clase mejor que mejor.
Y un baño para limpiar el sudor, es el colofón final.
Dar clases de yoga en Tailandia ha sido uno de los mejores trabajos de mi vida.